Abscesos Anorrectales

Un absceso anal es una cavidad infectada llena de pus cerca del ano o el recto. Hay varios tipos de abscesos dependiendo de donde se formen en relación al recto y al ano: absceso supraelevador, absceso isquiorrectal, absceso interesfinteriano y absceso perianal (absceso subcutáneo).

El absceso puede favorecer que el pus salga al exterior, produciendo un canal o fístula. Hasta el 50% de las personas con un absceso desarrollan una fístula. Sin embargo, una fístula también puede ocurrir sin un absceso.

¿Qué síntomas presenta?

Los síntomas comunes son hinchazón alrededor del ano y un dolor pulsátil y constante con la hinchazón. Este puede ser severo durante las deposiciones, toser y sentarse. Otros síntomas pueden incluir:

-Estreñimiento.
-Secreción de pus por el recto.
-Fatiga, fiebre, sudoración nocturna y escalofríos.
-Enrojecimiento, tejido endurecido y doloroso en la zona del ano
-Sensibilidad.
-Tejido endurecido, enrojecido y doloroso en la zona anal.

¿En qué consiste el tratamiento?

El problema rara vez desaparece por sí mismo. Los antibióticos solos usualmente no pueden tratar un absceso. El tratamiento implica cirugía para abrir y drenar el absceso. La cirugía, por lo general, se hace con medicamento local para adormecer la zona, junto con sedación consciente. Algunas veces, se usa anestesia epidural o general.

Casi siempre es un procedimiento ambulatorio, lo que significa que usted puede regresar a su casa el mismo día. El cirujano abrirá el absceso y drenará la pus.

Absceso anorrectal: MedlinePlus Enciclopedia médica. (s. f.). https://medlineplus.gov/spanish/ency/article/001519.htm