Biopsia Hepática

La biopsia hepática consiste en la obtención de una muestra de tejido hepático para su posterior estudio al microscopio. Se realiza una punción en el hígado con una aguja que obtiene, por aspiración o por corte, un pequeño fragmento de hígado. La biopsia hepática por laparoscopia. Permite, a diferencia de las técnicas anteriores, visualizar directamente el hígado y realizar un control hemostático directo en caso de hemorragia.

¿Por qué se realiza?

Una biopsia de hígado puede hacerse para lo siguiente:

-Diagnosticar un problema hepático que no se pueda identificar de otra manera, como a través de un examen, análisis de sangre o estudios por imágenes de un proveedor de atención médica.
-Obtener una muestra de tejido de una irregularidad hallada mediante un estudio por imágenes.
-Determinar la gravedad de la enfermedad hepática, un proceso llamado estadiaje.
-Ayudar a elaborar planes de tratamiento en función del estado del hígado.
-Determinar cuán bien funciona el tratamiento para la enfermedad hepática.

¿Cómo se realiza la biopsia hepática?

Habitualmente, la biopsia hepática se realiza bajo régimen de ingreso de 24 horas. Previo a la biopsia percutánea, con o sin control radiológico, se limpia la piel con una solución yodada antiséptica y se administra un anestésico local. Cuando se ha conseguido el efecto anestésico, y mientras el paciente aguanta la respiración para evitar lesiones en el hígado, se realiza la punción con una aguja que obtiene, por aspiración o por corte, un pequeño fragmento de hígado.

Antes de la realización de una biopsia hepática, se realizará un control analítico que debe incluir un hemograma y un estudio de coagulación para disminuir el riesgo de hemorragia. El día de la prueba el paciente debe permanecer en ayunas.

Cuidados tras la biopsia hepática

Tras la realización de la biopsia hepática, el paciente deberá permanecer tumbado, en reposo y apoyado sobre la zona de la biopsia para hacer compresión local durante las 4 ó 6 primeras horas, que son las de mayor riesgo de sangrado. Durante ese tiempo, debe controlarse periódicamente la tensión arterial y la frecuencia cardíaca. Pasadas estas primeras horas, el paciente debe permanecer en cama hasta completar 24 horas. Entonces puede ser dado de alta y realizar vida normal.

Fuentes:

Biopsia hepática (Hígado). pruebas diagnósticas. Clínica Universidad de Navarra. (s. f.-b). https://www.cun.es. https://www.cun.es/enfermedades-tratamientos/pruebas-diagnosticas/biopsia-hepatica

Biopsia hepática – Mayo Clinic. (2023, 5 enero). https://www.mayoclinic.org/es/tests-procedures/liver-biopsy/about/pac-20394576