Mucosectomía

La mucosectomía endoscópica gastrointestinal es un procedimiento para extirpar tejidos precancerosos, el cáncer en etapa temprana u otros tejidos anormales (lesiones) del tubo digestivo. La mucosectomía endoscópica se realiza con un tubo largo y angosto, equipado con una luz, una cámara de vídeo y otros instrumentos. Durante una mucosectomía endoscópica del tubo digestivo superior, el tubo (endoscopio) se pasa por la garganta para llegar hasta una anormalidad en el esófago, el estómago o la parte superior del intestino delgado (duodeno).

¿Por qué se realiza?

La mucosectomía endoscópica es una alternativa menos invasiva que la cirugía para extirpar tejidos anormales del revestimiento del tracto digestivo. Estos tejidos pueden ser:

-Cáncer en su fase inicial.
-Lesiones precancerosas, que pueden volverse cancerosas.

¿Cómo prepararse?

Puede que se le solicite que deje de tomar algunos medicamentos temporalmente antes del procedimiento, como los que afectan la coagulación de la sangre o los que interfieren con los sedantes. Recibirá instrucciones por escrito acerca de qué debes hacer el día antes del procedimiento. Estas instrucciones pueden variar en función de la ubicación de la lesión o de las lesiones que se extraigan. En general, es probable que las instrucciones comprendan lo siguiente:

Ayuno. Se te indicará cuándo debe comenzar el ayuno.

Limpieza del colon. Si el procedimiento involucra el colon, es probable que deba usar un laxante líquido o un kit para enema de venta libre para vaciar los intestinos y limpiar el colon.

Lo que puede esperar

Existen varias versiones de la mucosectomía endoscópica. Se realizará el procedimiento adecuado a su caso. Un enfoque común incluye los siguientes pasos:

-Introducir el endoscopio y guiar su extremo hacia el área en cuestión.
-Inyectar un líquido debajo de la lesión para crear una especie de barrera entre la lesión y el tejido sano que se encuentra por debajo.
-Levantar la lesión, posiblemente mediante succión suave.
-Cortar la lesión para separarla del tejido sano que la rodea.
-Extraer el tejido anormal del cuerpo.
-Marcar el área con tinta (tatuaje) para que se pueda volver a encontrar en futuros exámenes endoscópicos.

Después del procedimiento

Pueden aparecer efectos secundarios relativamente leves dentro de las 24 horas posteriores a la intervención, entre ellos:

-Reacciones al sedante. Es posible que continúes sintiéndote somnoliento y que tengas náuseas y vómitos.
-Dolor de garganta. Si se ha guiado el endoscopio a través del esófago, es posible que te duela la garganta.
-Gases o cólicos. Si se bombeó aire dentro del aparato digestivo para que sea más accesible, es posible que tengas gases, hinchazón o cólicos después del procedimiento.

Fuentes:

Mucosectomía endoscópica – Mayo Clinic. (2022, 11 junio). https://www.mayoclinic.org/es/tests-procedures/endoscopic-mucosal-resection/about/pac-20385213